¿Por qué 'La cabaña del bosque' es una peli única?

Por Ignasi Muñoz

Drew Goddard, responsable de los guiones de Monstruoso y la serie Daredevil, debutó en la dirección con una película llamada La cabaña en el bosque. La escribió junto a su buen amigo Joss Whedon y cuenta la historia de unos adolescentes que van a pasar un fin de semana a una cabaña para hincharse de alcohol y mantener relaciones sexuales. La sorpresa para todos llega al decir que es una película brutalmente original. Sí, en serio. Y es que pese a lo repetitiva que puede sonar su premisa, estamos ante una película única, y a continuación vamos a explicaros los motivos.
La cabaña en el bosque empieza con dos hombres trajeados, Bradley Whitford y Richard Jenkins, caminando por los pasillos de una empresa y charlando sobre apuestas y cosas aparentemente banales. Hasta que la imagen se detiene, la música estalla y unas letras enormes y sangrientas indican el título de la película. Automáticamente después empezamos a conocer a los adolescentes, dejándonos extrañados y con ganas de entender la relación entre esos misteriosos personajes.
El género de terror es uno de los más anclados a esquemas de guión prefijados. Y la gracia de La cabaña en el bosque es conocerlos bien para situarlos en la película… y burlarse. Aquí los protagonistas se cuestionan las clásicas situaciones absurdas, como por ejemplo esa manía de separarse para investigar la casa.
Hay muchas películas de terror que intentan acercarse a la comedia y acaban por no terminar de convencer en ninguno de los dos aspectos. Pero no es el caso de la película que nos ocupa, que divaga entre el terror puro y la comedia más tronchante sin dificultad. Resulta poco creíble, lo sabemos. Pero creednos, La cabaña en el bosque sabe perfectamente lo que está haciendo.
Directamente la cabaña ya homenajea la mítica saga de Posesión infernal, pero la película está plagada de referencias y homenajes al cine de terror. Solo hay que estar atentos cuando los protagonistas bajan al sótano para contar por decenas los guiños a otras películas. Y en cierta pizarra se cita hasta 36 villanos, ya sea monstruos clásicos o psicópatas concretos. Incluso puedes buscar personajes de videojuegos como Silent Hill o Left 4 Dead.
El tramo final de la película es uno de los mejores clímax del cine de terror de toda la historia. La tensión, el horror y la comedia se entrecruzan en una especie de purga sangrienta que resulta una delicia para cualquier admirador del cine de género. Tras toda la película llena de ingenio en el guion, aquí todo estalla y se convierte en una fiesta maravillosamente cruel.
Hemos intentado no llenar este artículo de spoilers para que podáis disfrutar lo máximo posible de la cinta pero sabiendo de antemano la joya que vais a tener delante.
  • Cine