14 de junio de 2018

Los orígenes de Alaska y otras celebrities del cine español

Por Fon López

La cercanía al continente africano y su histórica relación con América Latina hacen que España sea una opción a barajar para aquellos que emigran para encontrar un futuro mejor. Es el caso de las familias de algunos de nuestros intérpretes más conocidos, gracias a las cuales hoy conocemos a estas figuras del cine español.
María Olvido Gara nació en Ciudad de México en 1963. Hija de un español exiliado del franquismo y una cubana, emigró a Madrid con tan solo diez años. Tras superar la bofetada de gris realidad con la que le recibió la España de la época, comienza a moverse por circuitos contraculturales y con catorce años ya formaba parte del mítico grupo Kaka de Luxe. Desde entonces y hasta el día de hoy, ha editado decenas de discos, ha participado en trece películas y aparecido en innumerables programas de televisión, entre ellos su propio reality Alaska & Mario, que recientemente ha estrenado su quinta temporada en Paramount Network.
Con ese nombre podría ser de casi cualquier parte, pero lo cierto es que la actriz más inclasificable de nuestro cine es más pamplonica que San Fermín, Alfredo Landa o Amaia de España. Hija de padre jordano y madre española, confesó recientemente en un programa de televisión que su nombre significa éxtasis y su apellido, tigre. Curioso viniendo de una de las intérpretes que más susurros ha emitido a lo largo de su carrera.
La historia familiar de los Botto se ve truncada cuando el actor argentino Diego Fernando Botto desaparece en la dictadura de Videla. Es entonces cuando su mujer, la reconocida profesora de interpretación Cristina Rota, decide emigrar junto a sus hijos Juan Diego y María a España, estando embarazada de su tercera hija, Nur Al Levi. Criados en nuestro país, los tres descendientes siguieron la tradición familiar de dedicarse a la interpretación.
Para que hayamos podido conocer a la estrella de Palmeras en la nieve y Vis a vis, un etíope y una ucraniana se enamoraron y dieron a luz a Berta, que nació en Kiev en 1992. A los tres añitos se trasladó a vivir a Elche (Alicante), donde vivió hasta que se mudó a Madrid en busca de una oportunidad en el mundo del cine, que hoy tenemos claro que encontró.
Elsa Lafuente Medianu es una madrileña hija de un bioquímico español y una publicista rumana. Sus orígenes han sido fundamentales para su carrera: de su abuelo materno, el actor rumano Mircea Medianu, heredó la pasión por la interpretación y, de la mujer de este, el apellido Pataky, con el que se ya presentó al casting de Al salir de clase que le catapultó a la fama.
Hija de nuestra amada Geraldine Chaplin y nieta del genio Charles Chaplin, la peculiaridad de los orígenes de la actriz de Juego de tronos y Tierra firme no se limita a pertenecer a una saga de intérpretes. Su padre, el director de fotografía Patricio Castilla, es chileno e hijo de mapuches. Oona, nacida en Madrid, estudió interpretación en Edimburgo y Londres, siendo una de nuestras actrices con más proyección internacional.
Una mezcla de culturas y nacionalidades que seguro han ayudado a nuestras estrellas a conseguir y preparar muchos de sus papeles. Nada como conocer de primera mano la realidad de sus personajes antes de darles vida.