5 de abril de 2018

Estas son las claves de lo nuevo de Wes Anderson

Por Noelia Salcedo

Nueve años después de FantásticoSr. Fox, Wes Anderson nos propone Isla de Perros, una aventura perruna que le valió el Oso de Plata al Mejor Director en la última edición de la Berlinale.
Desde los tambores rítmicos a las letras de crédito con grafía japonesa, todo en Isla de Perros es de influencia nipona. Tal es la pasión que el director siente por el cine japónes que ha decidido ambientar su nueva cinta en el Japón de dentro de 20 años, aunque realmente cuenta con un corte retro-futurista que a veces recuerda más a los años 60. En ella apreciamos la arquitectura, la ornamentación y la vestimenta propia de esta cultura.
Para llevar a cabo la película ha sido necesario el trabajo de nada más y nada menos que 670 personas, además de 70 marionetistas y 38 animadores. Al igual que hizo en Fantástico Sr. Fox, en esta segunda incursión en el cine de animación se ha servido de la técnica del stop-motion, mediante la cual han sido necesarias hasta 1.000 marionetas, de ellas 500 con forma de perro y 500 con forma humana.
En esta cinta Wes Anderson ha creado una patrulla perruna estelar. En su versión original ha contado con las voces de actores consagrados como Bryan Cranston quien da vida a Chief, un perro callejero independiente pero leal a Atari, el niño protagonista. También encontramos a viejos compañeros de viaje en el cine de Anderson, como Edward Norton, quien da vida a Rex, el conciliador de la pandilla. Por su parte, el actor. Liev Schreiber también se une al equipo de Isla de Perros dando vida a Spots, el fiel amigo canino de Atari.
En su mundo inventado, Wes Anderson también da margen para hacernos pensar y buscar similitudes entre su hipotético futuro imaginado con la realidad que nos rodea, remitiéndonos a problemas de actualidad como es la crisis de los refugiados. En Isla de Perros los animales protagonistas han sido obligados a abandonar su tierra para malvivir en una nueva isla en la que conseguir recursos les es casi imposible.
En definitiva, una nueva ocasión de disfrutar del particular cine de Wes Anderson y una nueva oportunidad de contemplar sus habilidades en el cine de animación que, como ya comprobamos unos cuantos años atrás, no son pocas. Isla de Perros llegará a las carteleras el 20 de abril avalada una vez más por la destreza en la construcción de historias que caracteriza a su director, así como el uso de ricas ambientaciones y la creación de diálogos inolvidables.