24 de abril de 2018

Killer Joe: Cine negro en La Filmoteca

Llega una nueva adquisición a la colección de la Filmoteca de Paramount Channel. Una cinta que abarca desde el suspense a la comedia negra sin olvidar sus especiales toques de cine negro. El aclamado William Friedkin (El exorcista) es quien está a los mandos de Killer Joe esta producción en la que podemos disfrutar de un magnífico Matthew McConaughey compartiendo protagonismo con una jovencísima Juno Temple.
Su argumento se centra en la historia de Chris (Emile Hirsch), un camello de poca monta que tiene que hacer frente a una deuda por la que está amenazado de muerte y para solventarla, se une a su padre. La intención es matar a la madre (y ex-mujer) con el fin de apoderarse de su seguro de vida. Para hacer el trabajo sucio no dudarán en contratar los servicios de Killer Joe Cooper (Matthew McConaughey), un policía y asesino a sueldo.
La historia nace de la obra de teatro homónima del escritor Tracy Letts quien, además, firma como guionista la película. Lo cierto es que las referencias de Letts de su paso por los escenarios no pueden ser mejores:. En 2008, el autor obtuvo el Premio Pulitzer de Teatro por su obra Agosto, un espectáculo de cuatro horas que tuvo una gran acogida en Madrid y Barcelona  y que posteriormente fue llevada al cine en 2013 por John Wells. Ya en 2010 fue cuando marchó al off Broadway con la pieza Killer Joe, en una representación escénica formada por solo cinco personajes.
El nombre de William Friedkin es una garantía de que lo que vamos a ver no nos dejará indiferente. Y es que el director es conocido por haber dirigido, entre otros títulos destacados, la ya mítica El Exorcista, de 1973. En la década de los setenta también dirigió Carga maldita (1977) o El mayor robo del siglo (1978). Más adelante, en los ochenta, trabajó con actores de la talla de Al Pacino en A la caza (1980) o con Willem Dafoe en Vivir y morir en Los Ángeles (1985). En las últimas décadas hemos podido ver su trabajo en cintas como The Hunted (La Presa) (2003) o Bug (2006).
Killer Joe tuvo un más que destacado paso por la temporada de premios con nominaciones en los Independent Spirit y en el Festival Internacional de Cine de Venecia para Matthew McConaughey en el caso de los primeros y para William Friedkin en el caso de los segundos. En los Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films, McConaughey se hizo con el premio al Mejor Actor, mientras que la cinta obtenía el reconocimiento a la Mejor Película Independiente.
Otro motivo indispensable para no perdernos una cinta como esta es que en ella podemos ver una nueva demostración actoral del mejor McConaughey. Tras unos inicios en papeles de ligero calado, Killer Joe es precisamente una de las películas en las que el actor adquirió un rol destacado impulsando la selecta filmografía que ha ido perfilando en los últimos años. Después de Killer Joe llegaron las indiscutibles Dallas Buyers Club (2013), por la cual obtuvo su primer Oscar, Interstellar (2014), El lobo de Wall Street (2013) o la ficción televisiva True Detective (2014).
El cartel promocional de Killer Joe no pasó indiferente para nadie: por los elementos utilizados, por la carga política y social, y por supuesto por la simpleza y a la vez efectividad del mismo. En él podíamos ver perfectamente reconocible la figura de los Estados Unidos en una pieza de pollo frito. Junto a este trozo de carne empanado rezaba la siguiente semblanza: "A totally twisted deep-fried Texas redneck", o lo que es lo mismo, "Un redneck de Texas totalmente frito y retorcido". Debemos recordar que un "redneck" es cómo los estadounidenses y canadienses llaman al estereotipo del hombre blanco de ingresos bajos que habita en el interior del país. Es decir, toda una declaración de intenciones.
No te puedes perder este nuevo estreno de La Filmoteca. Desde Paramount Channel te invitamos a reflexionar sobre estos argumentos para que no falte en tu lista de imprescindibles del mes, así que sea cual sea tu razón favorita tienes una cita con William Friedkin y Killer Joe.
  • Cine