26 de marzo de 2018

7 canciones para convertir tu viaje en una película

Por María Reinoso

No hay nada como subirse al coche, bajar la ventanilla y dejar que el viento nos despeine a la vez que escuchamos nuestras bandas sonoras favoritas. Si encima se trata de canciones que se quedaron en nuestro corazón desde que las vimos en pantalla, el viaje se convertirá en una experiencia completamente diferente. Si no has encontrado aún las pistas que te hagan creer que formas parte de una película, no te preocupes. Proponemos siete canciones para escuchar en el coche y convertiros en el protagonista de cada escena.
La escuchamos por primera vez hace unos meses, con la llegada de la nominada al Oscar a Mejor película Call me by your name a las carteleras. Por la fuerza que representa la escena en la que está incluida, la emoción que despierta en el espectador y su ritmo pegadizo, es una de las canciones imprescindibles que debemos tener en nuestra lista de reproducción de cine.
"You're the one that I want… oh oh oh Honey!". Antes o después, todos hemos coreado la letra de una de las películas musicales más famosas. La banda sonora se convirtió en 1978 en una de las más icónicas de todo el cine, protagonizada por las voces de John Travolta y Olivia Newton-John. Aunque su secuela no tendría gran repercusión tampoco en este aspecto, el ahora clásico de su género perdura haciendo que se nos muevan los pies con solo escuchar los primeros acordes.
Michael Sembello escribió en 1983 la canción que acabaría en “Flashdance”. Para ello se inspiró en una película de terror con la que titularía la pista, aunque la letra tuvo que pasar por varios cambios de manos del productor musical hasta llegar a ser bailada por Alex Owens (interpretada por Jennifer Beals) frente a los jueces que decidirían el destino de la joven. A pesar de estar basada en las aventuras de un asesino, cuando comienza Maniac todos nos convertimos en aspirantes a bailarines profesionales y nos fundimos con la música.
Además de marcar un antes y un después y crear una corriente en el cine dramático con tintes de acción, la saga Rocky dejó a su paso por la gran pantalla una banda sonora reconocible incluso hoy en día. Eye of the tiger, interpretada y compuesta por Survivor, acompañó al personaje deSylvester Stalloneen su vuelta al cuadrilátero para Rocky III, apareciendo posteriormente en varias series como homenaje.
La inclusión de Whitney Houston en el cine, tanto de actriz como de cantante, ha dotado a la industria de bandas sonoras que cantar a pleno pulmón. I Will always love youpertenece a El Guardaespaldas y, si vas en el coche, es imposible no subir el volumen y notar cómo se te acelera el corazón conforme Whitney canta las primeras palabras de la balada.
Puede que Armageddon, la cinta protagonizada por Bruce Willisy Ben Affleck (entre otros), no ha ya pasado a la historia por su gran calidad, pero sí que ha traspasado las generaciones su canción más representativa. La banda liderada por Steven Taylor compuso la canción especialmente para la banda sonora, debutando en el número uno de la lista de los 100 éxitos de Billboard.
Jack nunca llegó a sobrevivir a pesar del espacio que había en la tabla que salvó a Rose. Lo que sí sobrevivió fue la banda sonora cantada por Celine Dion. La balada más conocida de Titanictraslada a cualquiera a la proa de un transatlántico, con el sol cayendo sobre el horizonte del mar y la brisa moviendo los cabellos. Quizás estés en un coche y con las ventanillas subidas, pero nadie puede quitarte la sensación de seguridad y cariño que se veía en la pareja y que todos, antes o después, hicimos nuestra.
La música disco tuvo su época dorada durante la década de los setenta. Fue entonces cuando los Bee Gees pasaron a la historia de forma mundial, entre otros motivos por su participación en bandas sonoras como la ya mencionada Grease y Fiebre del sábado noche. Ambas estuvieron protagonizadas por John Travolta, pero fue esta segunda la que más fama daría a la banda con la canción Staying Alive. Versionada y parodiada infinitamente desde que alcanzara la fama, la pista derrocha alegría, energía y envuelve con su ritmo a todo el que la escucha.
Si listásemos todas las canciones merecedoras de estar en esta lista, probablemente no acabaríamos nunca. La historia del cine nos ha dado grandes canciones para cantar a pleno pulmón en cualquier momento del día, pero estas han sido las que nosotros consideramos imprescindibles en todas las listas de reproducción. Si aún no están en la tuya, no esperes más y añádelas para vivir una experiencia de cine.
  • Música